Vans denuncia a Primark por vender una imitación de sus Sk8-Hi y Old Skool

Vans lleva arrasando en el mundo de la moda desde hace mucho tiempo, y esta primera fase no es noticia. Prácticamente estamos cansados de ver a todas las instagrammers con su par de Vans en sus fotos más plásticas que una hamburguesa del McDonalds, y este gran interés de las influencers por esta marca es el que ha llamado la atención de cadenas como Primark para producir sus propias zapatillas. ¿Conoces las Sk8-Hi y las Old Skool de Vans? Pues agárrate con esto, que te puedes marear: Primark ha estado vendiendo sus “Skater Low Tops” y “Skater Hi Tops”, que son dos imitaciones descaradas que les han llevado a los tribunales.

La situación viene desde 2017, cuando Primark empieza a vender esas copias. En ese entonces, Vans levanta la mano y denuncia que son una infracción de su marca registrada, pero después de un tira y afloja parece que la situación se calma. En enero de 2018 Primark continúa vendiendo estos modelos, y es entonces cuando VF Corp (la corporación de Vans) interpone una denuncia por violar la marca registrada e incurrir en competencia desleal.

“Los productos infractores son falsificaciones calculadas e intencionales de los productos de calzado de Vans y se diseñaron para confundir a los compradores públicos”, alegó un portavoz de la compañía, y es que con esas similitudes… no es para menos. A eso, se le suma que Primark vendía sus zapatillas entre 9 y 13 euros, mientras que Vans las posiciona en un precio de entre 60 y 90 euros.

Lo cierto es que no son exactamente iguales, y aunque no acostumbramos a opinar, lo cierto es que capitalizan el tirón que ha despertado Vans con ese estilo de zapatilla. ¿Plagio o réplica falsa? Eso lo decidirá el juez, pero esto huele peor que las copias de H&M.

Diseño y desarrollo CROMATIU.NET

Bitnami