Street League Río de Janeiro: ¿A favor o en contra?

La Street League de Río de Janeiro ya fue, ya ha pasado, y más allá del hype de esa final donde Nyjah lo partió y Monteiro se partió, nos hemos preguntado si todo estuvo en su lugar. Pero, ¿por dónde empezamos? Pues para no complicarlo mucho, hemos decidido poner una lista de 5 cosas a favor, y 5 cosas en contra, y aprovechamos para pedir a los lectores de este post que digan la suya también, ya que al final este formato determina claramente lo que veremos el año que viene en Tokyo con la excusa de las Olimpiadas.

Antes de leer los siguientes argumentos, eso sí, recuerda que este evento vino desde el jueves, no fue una cosa de un día, y que hubo cientos de skaters en el lugar luchando por un hueco en esas dos finales del domingo, la masculina y la femenina. ¿Manos a la obra? Allá va.


A FAVOR:

1 El formato abierto le ha dado la posibilidad de entrar a muchos skaters que no podían ni soñar con esto hace cuestión de un par de años. Esas caras nuevas han llegado con garra, y se ha visto a lo largo del fin de semana. Por otra parte, hemos visto llegar a algún “villano” como Aurelien Giraud y reventar todos los esquemas, algo que ha sido motivo de alegría para muchos patinadores europeos.

Después de ganar el Tampa AM quedó en la sombra, muchos dicen que la industria de USA le dio la espalda porque él no quiso quedarse a vivir allá. No le invitaron nunca más a la SLS, y gracias a este formato Open se coló en la final y, después de unas puntuaciones muy discutibles, se quedó rozando el podio.

2 La presencia de países poco habituales en la competición ha sido otro punto a valorar. Por ejemplo, ningún skater español había pisado la SLS fuera de España (donde participaron Fran Molina, Pol Catena y varios más), pero en esta ocasión hemos podido contar con 3 patinadores en la SLS: Andrea Benítez (17ª en Semifinales), Christian Estrada (46º en Qualifiers), Rafa Bocanegra (48º en Qualifiers).

3 Una final de escándalo. Si la viste, no hay que decir gran cosa. Nyjah con esa mirada de asesino de campeonatos, Kelvin Hoefler representando a su país como si se tratara de la guerra, e Ivan Monteiro añadiendo el toque extra de salsa con la caída más bestia que se ha visto en la SLS este año. Además, teníamos a Mark Suciu como héroe del pueblo dejando bien claro que él patina lo que le da la gana. En fin, si no la pudiste ver, haz click aquí y le echas un ojo.

4 SLS pisa el sur de América por primera vez. Los X Games ya pasaron por Brasil hace mucho tiempo, pero todas las veces que ha habido SLS (independiente) en el continente americano… ha sido en los EEUU. Por ello, nos alegra ver cómo han abierto el abanico y han apostado por un país diferente, y con muchos menos recursos que el país del Tío Sam. ¿Qué será lo próximo? ¿Dubai? ¿Australia? Esperamos que sea algo exótico o, como mínimo, diferente a lo habitual, pero sobre todo que corresponda al concepto World Tour.

5 Fuerte presencia del patín femenino. estas mismas facilidades que tuvieron los chicos con el Open, las tuvieron las chicas en su categoría, y eso ha dado pie a que se vean auténticos talentazos como el de Karen Feitosa, Virginia Fortes, Rayssa Leal y, cómo no, el de Andrea Benítez o Eugenia Ginepro, entre otras muchas.

EN CONTRA:

1 El casco obligatorio a los menores de edad. Sí, es una medida comprensible. Sí, el casco salva vidas. y si dejas de patinar seguro que también te lesionas menos, pero nos ha resultado muy gracioso ver cómo obligaban a Gustavo Ribeiro a ponerse un casco por su seguridad. El chaval lleva toda su p*** vida patinando skateparks y competiciones, y ahora viene la llamada World Skate a decirle que no puede salir sin un casco de minero. Tenemos ganas de que lleguen las Olimpiadas para ver hasta qué punto se ponen cutres con el tema cascos y uniformes.

2 Invitan las federaciones. Tiene sentido delegar la convocatoria en las federaciones de cada país, porque al final es más fácil para la SLS, pero darles ese poder absoluto… es delicado. Si no te llevaba tu federación nacional, era muy complicado que llegaras allá (sobre todo en la categoría masculina). Le llaman Open, pero todo depende de tu relación con una federación. Si no tienes una buena relación con ese organismo de tu país, no hueles la Street League ni de broma. Esto ha hecho que nos falten caras conocidas, y personas a las que teníamos muchas ganas de ver, como por ejemplo Jorge Simoes. ¿Cómo pudieron NO invitar a ese maldito animal?

3 ¿El nombre? Parecía un chiste, y aunque no sea algo totalmente negativo, teníamos que destacarlo. El nombre oficial de la competición es…

WORLD SKATE STREET LEAGUE SKATEBOARDING WORLD CHAMPIONSHIP

En serio, teníamos que ponerlo por aquí, porque aún nos estamos descojonando. ¡Vaya estaca de nombre!

4 El seguimiento en redes, muy pobre. La verdad es que para esta SLS, que se suponía que era la más importante del 2018 (postpuesta al 2019), echamos en falta ese toque de Justin Crawford o incluso Gochiestrella. Nada que ver con aquellos contenidos generados en Londres, por ejemplo, donde Justin aportaba fotografías del ambiente, el backstage y todo eso que nunca se ve desde el streaming, o ese tono creativo y divertido que le podía dar Gochiestrella.

Suena como si estuviéramos barriendo para casa, pero la verdad es que este punto es totalmente sincero. Nos faltó algo distinto, no un simple recopilatorio de los trucos de la final, que eso ya lo vimos muchos de nosotros en directo.

5 El streaming se limitó a la final de la Super Crown, algo totalmente incomprensible. Quizá por infravalorar el poder de las escenas locales, Street League y World Skate decidieron no invertir en el LIVE de los primeros días, y viéndolo desde nuestra posición… os sorprenderían las decenas y decenas de personas que nos escribían para verlo en directo. En España había muchas personas pendientes de ver a los nuestros, pero si hablamos de Argentina, Francia u otros países donde había algunos que hicieron mucho ruido… es de escándalo que no lo retransmitieran. Como crítica adicional, simplemente decir que World Skate se comprometió a retransmitir lo que pasaba el sábado, así informaron en su Instagram, pero llegó el día… y ese post desapareció, y no hubo streaming. Error garrafal, en nuestra opinión.


En definitiva, no somos jueces, ni los reyes del mambo, pero sí que teníamos que decir todo esto. Después de cubrir casi una decena de SLS en directo, nunca está de más dar un poco de opinión e incluso caña. Que luego nos hagan caso o no… eso ya nos da lo mismo.

Diseño y desarrollo CROMATIU.NET

Bitnami